Productos Albiña, con el sueño de la innovación y el emprendimiento

albiaHace casi una década, don Hernán Albiña dueño de “Productos Albiña”, sufrió una grave enfermedad agobiado por dos trabajos que tenía en la ciudad de Antofagasta, esto lo mantuvo al borde de la muerte durante bastante tiempo. Fue este hecho lo que comienza a escribir su historia como productor de la zona.

Cuando Hernán era un niño, vivía con su madre en una pequeña parcela al sur del país, esto le daba la calma necesaria para inspirarse y lo hacía soñar con un futuro en una pequeña granja con muchos animales y árboles frutales.

En su juventud conoció a su gran amor Helia Mura, oriunda de la provincia del Huasco, juntos comenzaron con gran esfuerzo a forjar su destino, cuyo fruto del amor son sus tres hijas. Una vez recuperado Hernán viajó a la comuna de Freirina donde tenía una parcela abandonada llena de olivos casi secos y comenzó a forjar sus frutos estudiando y conociendo las variedades de aceitunas y sus derivados. Pero no fue hasta un viaje a Grecia en el museo del aceite, en donde vio cómo se procesaba el aceite de oliva y de ahí se enamoró de este producto y fue el puntapié inicial a los “Productos Albiña”.

Su gran emoción fue cuando por primera vez trató de hacer aceite y con una máquina de moler carne y una prensa casera, vio la primera gota de aceite hecha por sus propias manos, este momento lo recuerda hasta el día de hoy con gran emoción. Luego comenzó a comprar maquinarias con algunos ahorros que había juntado a lo largo de su vida y comenzó a hacer aceite a la más mínima expresión.

Luego de golpear varias puertas, consiguió un crédito y además vendió algunos autos que tenía en su poder, con lo que pudo comprar varias maquinarias de última generación en Italia, algunas para procesar el aceite, otras para filtrar. Con mucho esfuerzo y trabajando de sol a sol, consiguió en tres meses, dos mil litros de manera artesanal, ahora con todas estas nuevas tecnologías y trabajando suavemente produce 15 mil litros en 15 días, es por eso que don Hernán junto a su señora dicen que “con esfuerzo y con dedicación todo se puede”.

Como familia se sienten muy contentos por el apoyo de la nueva administración, ya que se dieron cuenta que hoy el municipio está valorando a sus productores y está priorizando a los empresarios locales como proveedores. “Hay que ser siempre localistas” dice don Hernán, ya que a su juicio hay que dar a conocer a Freirina “aunque sea en una etiqueta. Yo agradezco al alcalde Orellana, ya que se nota que está muy pendiente de nuestra gente, de los que nos atrevemos a innovar y ser soñadores” concluye.

Fuente: Boletín Los Portales de Freirina